lunes, noviembre 28, 2005

Los últimos pasos

No hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se venza. Y el plazo de la entrega de tesis, se venció. Pero pudimos cumplir, con todo como corresponde.

Si uno se pone a analizar todo el camino que recorrió desde que entró a la Universidad, se encuentra con que uno se termina acordando más de las cosas buenas, que de las malas. Y aún cuando las hay, son recuerdos con risas y anécdotas, más que con resentimiento o dolor. Cuántas tardes gastadas en trabajos, disertaciones, misiones que parecían imposibles de lograr en cierto punto, desesperaciones, enojos, angustias, y hasta lágrimas; por miedo a fracasar, como si el llegar a eso fuera un punto sin retorno. Fracasé en un ramo, y qué? No me atrasé un año, no estuve sola, nadie me dejó de querer por eso, nadie se desilusionó de mí por eso, no se acabó el mundo ni tampoco me morí. Pero obviamente, eso no se piensa, aunque así tenga que ser.

Además de toda la presión académica, estaba la amistad. Y aún lo está, cosa que me alegro de conservar. Ninguna relación es perfecta por supuesto, y esta amistad no se salvó de enojos ni de mal entendidos, pero aún así, ha logrado mantenerse a flote, por cuatro años. Creo que se dice que los amigos de la Universidad, son los que más se recuerdan y se mantienen, al fin y al cabo.

Los profesores malditos tampoco pueden quedar afuera. La vieja loca de primer año (que ya se fue de la Universidad), tirana a más no poder. Nos preguntábamos cómo podía atender pacientes, con ese carácter. La Ratona de segundo, que nos hizo sufrir bastante con sus famosos ramos de Procesos y Personalidad. Cómo odiábamos sus artículos, disertaciones y sus pruebas de formato múltiple. La nota más alta casi siempre era un 5.0. Pasamos susto con ella. En tercero, la más memorable, fue la famosa señora de Psicología Social. Qué espanto. Sabía muchísimo, y trató de implantar un sistema de educación en clases algo inusual para nosotros. Nos obligó a analizar todo, hasta lo que respirábamos. ¿Había algo más insólito que te dieran las pruebas para la casa? ¿Y que aún así, la nota más alta, fuera un 4,8? (Para los que les importe, me saqué un 4,4) Esa famosa prueba, consistía en cuatro preguntas de análisis, cuyas respuestas (entregadas a computador, obviamente), tenían que ser como de cuatro hojas, a espacio simple. Para rematarla, después de entregar las cuatro, sólo te revisaba una. "Porque me gusta hacerlos trabajar de más", decía. Creo que ella fue la más terrible de la carrera...pero el ramo más difícil, al menos para mí, fue todo lo relacionado con Psicología Laboral. Y eso fue el año pasado. Pero quizás influyó en que no estaba muy bien anímicamente, pero eso es otro tema.
.

Hasta que un día, me encontré haciendo la práctica y la tesis. Y es más, me encontré terminándola y entregándola. Ahora sólo queda esperar la aprobación, y más adelante, la defensa. Pero no me preocupo. Porque en un abrir y cerrar de ojos, me encontraré en otro lado, no pudiendo creer que la fecha en que escribí esto, se pasó así de rápido.



5 comentarios:

Roberto Alvarez dijo...

¡Felicitaciones!!! misión cumplida!
Por el camino siempre nos vamos a topar con piedras o piedrecillas dentro de los zapatos, de ahí que existe un secreto para que no duelan los pies al caminar y estos son los callos. Pequeñas durezas de los pies para evitar ser heridos. Con el caminar aprenderemos a quitarnos esas molestias para lucir unos pies desnudos sanitos, señal de que vamos por el camino correcto.

Tienes razón, creo que nadie va ha dejar de querer a quien haya fracasado en algo. Además las personas que saben enfrentarse o tolerar un fracaso en su vida y a pesar de ello logran salir adelante, son mejores que aquellas exitosas y nunca se han topado con uno. Pues pueden desmoronarse fácilmente.

Mmm , un poco dura con tus profes “malditos”, pero es obvio de que estabas cansada, eche de menos alguna anécdota divertida, como el contrato de homicidio jajaja.

Desde el poema en un abrir y cerrar de ojos es que te vengo dando las buenas noches, muchas felicidades por tu logro.

Un beso frutilloso

Solo_Ron... dijo...

Recibe de mi parte mis humildes felicitacion ANDREA...(Vio no se me olvido su nombre)

Y con respecto a los profes...siempre hay de esos pasteles, ke es mejor dejarlos pasar sin darles mucha importancia.

Cuidese y nos vemos.

Ron Sponja

karen dijo...

Oye sii, como no olvidar a esos malditos que nos hicieron sufrir jajaja, no hay que dejar de lado a la vieja de evaluación!! te acordai la vieja maldita o aquella vieja de psicología del adulto que sabía menos que nosotros y nos hacía hacer los test de la revista miss 17!! ¬ ¬ o el profe de sociología que era más fome y latero y más encima la clase era a las 8 de la madrugada jajaja.

En fin, hay cosas que recordar, pero lo que si, también prefiero quedarme con las buenas, como la amistad y los buenos momentos que pase en la U, que sin duda no hubiesen sido lo mismo sin ustedes.

Ahora ya estamos en el final, no nos dimos cuenta y ya estabamos entregando la tesis, cuando parecia que recién el año pasado estabamos en primero y veiamos tan lejano este momento, pero ya estamos aquí y como dices tu, no nos daremos cuenta y estaremos ya en nuestra defensa y luego estaremos haciendo otra cosa y así comenzaran a pasar los años.

Sólo espero que los años que vienen, sean los que más se puedan junto ti y a la andresan :)

Me emocioné :( yayaya hasta aquí no más...un abrazo y nos estamos hablando

RasecB dijo...

En un abrir y cerrar de ojos pasan muchas cosas,

FELICIDADES!!!

Cristian dijo...

Lo bueno es que al final parece que uno se queda con lo bueno no más y lo otro, aunque haya sido una verdadera lata, no es tan importante después de todo. Saludos!