lunes, octubre 10, 2005

Máscaras

Existe la sinceridad en las personas? Todo el mundo dice que busca en sus amigos, pareja, conocidos, etc. que sean sinceros, pero quién lo es, realmente? A qué se le llama que sean así? Quizás no sólo se busca eso, sino que también se busca que sean comprensivos, atentos, buenos, etc. Es decir, que no nos hieran. Pero con el pasar del tiempo, si los lazos se mantienen, la cosa empieza a cambiar.

Y es ahí cuando uno dice: "tal o tal fulano ya no es el de antes", "ahora está más centrado/a en sí mismo/a", "antes era más alegre", etc. Ahora, esto es raro que pase con una sola, creo que sucede con casi todos los que uno conoce.

Y no es que cambien. Se trata de que después de ese tiempo que pasó, muestran quiénes realmente son. El engaño era antes, cuando recién los conocimos.

Todos andamos con nuestras propias máscaras por la vida. Cuando nos confiamos, mostramos el verdadero yo. O el que nos atrevemos a mostrar. Y si los demás nos aceptan así, es perfecto. Si no, veremos el yo del otro también.

6 comentarios:

Cristian dijo...

¿Puede ser que todo sea un cambio continuo, y que (todos) nosotros estemos siempre cambiando? Así que puede que alguien se haya mantenido constante siempre, pero el que haya cambiado sea el que lo está mirando. El efecto, físicamente, debería ser el mismo, ¿o no?

Disculpa por el enredo pero por culpa del trabajo estoy despierto a las 3 AM y a esta hora no se piensa en orden. Saludos.

Juan Carlos dijo...

Yo estoy de acuerdo con lo que dices. Pero, agregaría que no sólo es que, a medida que se conoce a la gente, nos muestren cosas que antes ocultaban. También ocurre que... "afinamos el ojo". Notamos cosas más sutiles, que estaban ahí, a la vista de todos, pero no las veíamos.
J.C.

karen dijo...

Creo que más bien lo que sucede es que vamos cambiando y junto con eso nos vamos quizá volviendo más reales, sin miedo a mostrar lo que somos, lo que queremos y lo que esperamos, independiente si es bueno o no esperar de los demás. Ahora si hablamos de sinceridad, claro que nadie lo es totalmente, quizá se quieren ocultar o guardar cosas que no nos favorecen o quizá esas cosas no favorecen la relación con un otro. Sea como sea, se crea lo que se crea también hay que mirar las propias máscaras.
Finalmente, creo que ver esas "máscaras" en los otros en parte importante del conocerse y aceptarse, en la justa medida que eso no produzca algún daño para nadie.
He dicho!! jeje un abrazo amiga y después me cuentas las máscaras que has descubierto de mí ;)

Andrea dijo...

Cristian, tienes razón, todo es un cambio continuo, pero me refería a que muchos actúan de una forma en un principio y después dejan de hacerlo...y es porque mostraron quienes eran, realmente.

Juan Carlos, no sólo afinamos el ojo...en mi caso, me he vuelto más desconfiada.

Karen, ya te expliqué más o menos a lo que me refería...

~ La dueña ~

Jaime dijo...

pucha q pasa harto eso de que la gente cambie con el tiempo, a mi me parece pésimo, yo siempre trato de ser la misma persona en todas partes

Andrea dijo...

Jaime, es natural ir cambiando, pero la gracia es mostrarse tal cual uno es, desde el principio. Y cuando se cambie, hacerlo para bien, y no deteriorar las relaciones que uno tiene.

~ La dueña ~