lunes, febrero 13, 2006

Desolación

La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde me ha arrojado la mar en su ola de salmuera. La tierra a la que vine no tiene primavera: tiene su noche larga que cual madre me esconde.

El viento hace a mi casa su ronda de sollozos y de alarido, y quiebra, como un cristal, mi grito. Y en la llanura blanca, de horizonte infinito, miro morir intensos ocasos dolorosos.

¿A quién podrá llamar la que hasta aquí ha venido si más lejos que ella sólo fueron los muertos? ¡Tan sólo ellos contemplan un mar callado y yerto crecer entre sus brazos y los brazos queridos!

Los barcos cuyas velas blanquean en el puerto vienen de tierras donde no están los que no son míos; sus hombres de ojos claros no conocen mis ríos y traen frutos pálidos, sin la luz de mis huertos.

Y la interrogación que sube a mi garganta al mirarlos pasar, me desciende, vencida: hablan extrañas lenguas y no la conmovida lengua que en tierras de oro mi pobre madre canta.

Miro bajar la nieve como el polvo en la huesa; miro crecer la niebla como el agonizante, y por no enloquecer no encuentro los instantes, porque la noche larga ahora tan solo empieza.

Miro el llano extasiado y recojo su duelo, que viene para ver los paisajes mortales. La nieve es el semblante que asoma a mis cristales: ¡siempre será su albura bajando de los cielos!

Siempre ella, silenciosa, como la gran mirada de Dios sobre mí; siempre su azahar sobre mi casa; siempre, como el destino que ni mengua ni pasa, descenderá a cubrirme, terrible y extasiada.

14 comentarios:

Cristian dijo...

Ése es el poema que más me gusta de ella. :-)

Anónimo dijo...

yo también me siento así de desolada...

Jorge Andrés Gómez A. dijo...

La calma llama a la incertidumbre. Por la mañana despiertas tranquilo, todo parece estático, petrificado, una pintura surrealista. La lluvia parece despejar los sueños, más alguien si tuvo una pesadilla anoche ¿fuiste tú? No recuerdo nada...sólo las sombras, un destello de rabia en el horizonte lejano.

Queltehue

Saludos de un poeta perdido...

Steve dijo...

La noche no siempre es mala... si esta despejada la luna ilumina tus pasos y las estrellas brillan llamando tu atencion... Si si esta cubierto de nubes, no significa que la luna no este ahi para ti...

Saludos...

Steve...

Roberto Alvarez dijo...

Sabes que estoy aquí, aunque el silencio de tus ojos claros, no me encuentren.
Llegue del mar, traje unos peces y cocine un sushi para ti, luego al plato le puse un nombre, Pisces Fish.
Lindo saber que llevas la sensibilidad a flor de piel.

Un beso florecido
nos vemos

MarioSillard dijo...

dps de leer desolación, se me vino a la mente, todas esas cosas que dicen que somos títeres del destino... que estamos subordinados a algo, q somos pequeños, o algo asi... jeje

saluos,
buen blog :p

Layla dijo...

Que lindo blog!

Saludos.

Pasaré seguido por aca.

vincent dijo...

guaaaaaaa

k fue eso?¿


realmente lindo
te felicito...
este sera un blog donde la visita sera obligada.


ke estes bien
=)


ojala puedas visitar el mio tb

aios

ciudadano intermitente dijo...

la mistral, siempre con ese sabor q a veces tiendo a seguir.

nos leemos.

Alejandro_76 dijo...

me parecio recordar mi cuento favorito, por ingenuo, dulce y romantico, cuando el viento desaparecio, el amor entre un joven sabio y una hermosa joven.... el misterio de las velas caídas y del mar como un vaso de agua, todo por amor... pasion, vanidades y no saber de lo profundo

Solo en la Oscuridad dijo...

wow.......

genial simplemente genial, me encanto y lo disfrute mucho...gracias

saludos desde Mexico

Juan Carlos dijo...

Hola niña. Pasaba por estos lados para saludar. Veo tu poema (muy lindo, un poco triste, pero la poesía suele serlo) y que no has posteado en dos semanas.
¿De vacaciones?
Nos vemos.
J.C.

oscurito69 dijo...

me gusta, me gusta por que es triste y sobre todo, me gusta su melancolía... una vez leí que la melancolía es la alegría de estar triste y creo que tiene toda la razón... saludos.

ENTROPIA dijo...

Bonito, triste, pero bonito… en realidad nunca me ha gustado mucho la borrachera de las metáforas… me enferma en alguna medida lo complicado que puede llegar a ser uno para poder decir cosas simples…